MunDandy

MunDandy

Favoritos

10 acueductos que verás con gusto

Segovia_14

Simplificándolo hasta el extremo, un acueducto no es más que una tubería, es decir un sistema que permite el transporte de un fluido entre dos o más puntos. Como en tantos otros casos, el invento fue posiblemente heleno y los romanos, que en bastantes aspectos eran algo así como los chinos de la antigüedad, lo hicieron suyo mejorándolo considerablemente. Civilizaciones posteriores reutilizaron esta obra civil romana y siguieron utilizándola a lo largo de los siglos, en algunos casos hasta la Edad Moderna. También se fueron construyendo acueductos nuevos, aunque el número nunca llegó a ser excesivo por tratarse de obras caras, costosas y fáciles de implementar de una manera más simple.

Porque el hecho de que los romanos no encontraran un método más simple para transportar el agua hasta las poblaciones sigue siendo un misterio. Aunque, por otra parte, fue toda una suerte que no dieran con la tecla, porque de esta manera podemos disfrutar hoy día de la magnificencia de unas construcciones que ya han trascendido la pura funcionalidad para pasar a convertirse en grandiosas obras de arte. Casi diría que, dada la capacidad de los ingenieros y arquitectos romanos para impresionar con sus obras, no sería de extrañar que su propósito fuera precisamente el de pasar a la posteridad y convertir a sus autores, en cierto punto, en inmortales.

En este nuevo reto con el gran viajero y bloguero Jordi Martínez Baylach, hoy os hablamos de acueductos. Aquí tenéis nuestros favoritos.

Merida_30

Acueducto de los Milagros (Mérida, España): Entre los al menos cuatro acueductos que llegó a tener la civitas romana de Augusta Emerita, el de los Milagros es el que en mejores condiciones ha llegado hasta nuestros días. Precisamente, su actual denominación le viene de que los emeritenses consideraran casi un milagro que se hubiera conservado en tan buen estado. Llevaba el agua a la población desde el embalse de Proserpina y se extendía por unos doce kilómetros, mostrando una espectacular arquería en su tramo final, cuando salva el vado del río Albarregas.

Evora_45

Acueducto de Água de Prata (Évora, Portugal): De origen renacentista, el acueducto de Água de Prata fue construido en la primera mitad del siglo XVI para abastecer la ciudad lusa de Évora. La obra fue tan importante en la época que incluso el poeta Luís de Camões la mencionó en su epopeya Os Lusíadas. A mencionar el guiño que su autor hizo al puente romano de Alcántara, al crear una construcción similar al templete que presenta el mencionado puente en el extremo más cercano a la población.

Morella_12

Acueducto de Morella (Morella, España): Edificado en la primera mitad del siglo XIV, el acueducto de Morella fue diseñado para el abastecimiento de la villa homónima. Está construido en estilo gótico valenciano, como lo prueban sus característicos arcos apuntados. El punto de captación de agua se encontraba en la denominada fuente de Vinatxos mientras que el aljibe final se halla en la plaza de la Font, dentro ya de la población. A pesar de haber sido reparado en diversas ocasiones, estuvo en funcionamiento hasta hace poco más de medio siglo.

PontduGard_04

Pont du Gard (Occitania, Francia): Puente y acueducto a la vez, el impresionante Pont du Gard se localiza en las inmediaciones de la ciudad gala de Nîmes. De origen romano, conducía el agua desde un manantial cerca de Uzès hasta la civitas de Nemausus, actualmente la mencionada población. El tramo que salva el vado del río Gard ofrece una imagen espectacular con sus casi cincuenta metros de altura distribuidos en una arquería de tres niveles.

Plasencia_05

Acueducto de Plasencia (Plasencia, España): Obra de Juan de Flandes de comienzos del siglo XVI, el acueducto de Plasencia conducía el líquido elemento desde una sierra cercana hasta la villa placentina. Más de cincuenta arcos han llegado hasta nuestros días, entre ellos los denominados Arcos de San Antón, arquería que supera los trescientos metros de longitud y se acerca a los veinte de altura.

Obidos_01

Acueducto de Óbidos (Óbidos, Portugal): También construido durante el Renacimiento como los de Évora y Plasencia, aunque en este caso en la segunda mitad del siglo XVI, el acueducto de Óbidos conecta esta población con la localidad de Usseira, donde se encuentra la fuente de agua. Tiene un trazado de unos tres kilómetros y fue un encargo de la reina Catalina de Austria, hija de la desdichada Juana la Loca.

Calles_09

Acueducto de Peña Cortada (Valencia, España): El de Peña Cortada es uno de los acueductos romanos más desconocidos de España, aunque no por ello deja de ser interesante. No se tienen demasiados datos sobre él, aunque discurre a lo largo de casi treinta kilómetros por varios municipios de la provincia de Valencia. Como curiosidad, su destino es desconocido, aunque está descartado que fuera la población de Sagunto, de bastante entidad durante aquel periodo.

Elvas_03

Acueducto de Amoreira (Portalegre, Portugal): Nada más concluir las obras del acueducto de Évora, su creador, el genial arquitecto Francisco de Arruda, autor de la famosa Torre de Belém lisboeta, recibió un encargo de gran envergadura. Se trataba de mejorar el abastecimiento de agua de la ciudad de Elvas, para lo cual diseñó este acueducto que se extiende a lo largo de casi nueve kilómetros entre la población fronteriza y su origen en Amoreira. De su magnitud da idea la espectacular arquería que se conserva en la localidad elvense, con unos ochocientos cincuenta arcos distribuidos en tres niveles y más de treinta metros de altura.

Merida_17

Acueducto de San Lázaro (Mérida, España): Denominado también Rabo de Buey, como un lugar que atravesaba en su recorrido, el acueducto de San Lázaro era el más largo de los existentes en Augusta Emerita. Ya en el siglo XVI se encontraba inutilizado, por lo que se decidió erigir uno nuevo siguiendo prácticamente el mismo trazado de la edificación romana anterior. En la actualidad, quedan restos de la construcción primigenia, mientras que la renacentista se conserva en buen estado.

Segovia_12

Acueducto de Segovia (Segovia, España): Y terminamos con el paradigma de los acueductos de cualquier época. Construido a comienzos del siglo II, el acueducto de Segovia se prolonga unos quince kilómetros, desde el manantial de la Fuenfría hasta el interior de la actual ciudad segoviana. Su tramo más conocido se encuentra en la plaza del Azoguejo, donde presenta una magnífica arquería doble de casi treinta metros de altura y unos ciento setenta arcos, que se conserva en perfecto estado. Grandiosidad en estado sumo.

Podéis ver los diez acueductos elegidos por Jordi aquí.

2 COMENTARIOS

  1. Bonito reto el que me propusiste. La verdad es que estuve dudando de si llegaría a 10, pero al final pude seleccionar entre 12 o 13. La verdad es que me has sorprendido con el acueducto de San Lázaro de Mérida. Solo vimos el de los milagros cuando estuvimos por allá. O al menos, no recuerdo este segundo acueducto.
    El de Obidos se me pasó por alto. He ido a mirar fotos de nuestro archivo de cuando estuvimos por allá y no he sabido encontrar. Me ha sorprendido que no hayas incluido el de Les Ferreres de la antigua Tárrago. ¿no has tenido la oportunidad de visitarlo?

    • No, el de Les Ferreres no lo he visitado. Y tengo muchas ganas de hacerlo, como también el arco de Bará, que tampoco he tenido ocasión de ver. Tengo que volver por Tarragona.

      En Mérida hay restos de al menos tres (algunos dicen que cuatro) acueductos. El de San Lázaro es curioso porque se ven los restos de arcos de la construcción romana junto a éstos del siglo XVI que muestro aquí. Está muy cerca del circo romano, al otro lado de las vías del tren.

      Me alegra que te hayas divertido con este reto. Muchas gracias por el comentario también.

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres estar al tanto de nuestras actualizaciones? Suscríbete