MunDandy

MunDandy

Favoritos

16 monasterios cristianos que trascienden lo humano

Geghard_02

Resulta difícil averiguar quien fue la primera persona que decidió darle un portazo a la vida mundana y convertirse en ermitaño, aunque tradicionalmente se considera como tal a San Antonio Abad, personaje de origen egipcio que a sus tiernos veinte años vendió sus escasas posesiones y se retiró al desierto. Allí practicó la vida eremítica durante décadas, pues se afirma que vivió durante ciento cinco años. Tres siglos más tarde tomó su relevo San Benito, a quien se considera el precursor de la vida monástica en Occidente. Fundó la orden benedictina, que con el paso del tiempo evolucionó de la mano de San Bruno, creador de los cartujos, o Roberto de Molesmes, impulsor del Císter en la abadía homónima. El mapa de los monasterios en Europa Occidental lo completaron en el siglo XIII San Francisco de Asís, quien fundó la orden franciscana, y Santo Domingo, que hizo lo propio con la orden dominica.

Al hilo de lo escrito, podría pensarse que la vida monástica se restringe exclusivamente a las creencias cristianas en general, católicas en particular. Nada más lejos de la realidad. Los monasterios budistas, denominados vihāra en sánscrito y otras lenguas orientales, son de sobra conocidos y proliferan en el Tíbet y en Bhután, además de muchos otros lugares. También existieron, y todavía existen, eremitas que se retiran para practicar la meditación en el hinduismo o el jainismo. Incluso credos para los que el retiro monacal era prácticamente desconocido, como el luterano o el anglicano, han comenzado a apostar por esta tendencia, todavía desconocida en el Islam, donde es considerada una invención. Aun así, el sufismo está íntimamente ligado con el ascetismo, de manera que a los sabios sufíes una cierta inclinación eremítica no les era en absoluto desconocida.

Durante mi vida viajera he visitado numerosos monasterios, quien sabe si como una búsqueda de paz y tranquilidad efímera o como un salvoconducto para tiempos futuros. E, independientemente de las creencias que en ellos se practican, siempre me he sentido impregnado de paz y armonía, a la manera de aquellos ermitaños que se bajaban del mundo en marcha y renunciaban a su vacua futilidad en el intento de llegar a conocer la verdad. Descartando los católicos, que los trataré más adelante, y los ortodoxos rumanos, cuyos representantes más destacados listé en esta entrada, aquí os dejo una serie de monasterios cristianos que han logrado romper en pedazos buena parte de mi interior.

Rila_02

Monasterio de Rila (Bulgaria): Establecido en el siglo X por un eremita llamado Ivan Rilski, Rila es el monasterio mejor conocido y más interesante de Bulgaria. Se encuentra situado a más de mil cien metros de altura en la cordillera homónima, dentro de un espacio natural protegido. Los edificios más antiguos que se conservan en el complejo son del siglo XIV, pues los anteriores fueron destruidos por el fuego en la primera mitad del siglo XIX y hubieron de ser reconstruidos en esa época. De entonces son también las brillantes pinturas murales que decoran algunos de sus corredores.

Macedonia_19

Monasterio de San Naum (Macedonia del Norte): Situado a orillas del lago Ohrid, el monasterio de San Naum fue fundado a comienzos del siglo X. La actual Macedonia del Norte formaba parte entonces del Imperio Búlgaro, como lo prueba parte de la arquitectura que puede verse en el recinto. Destaca especialmente el templo principal, donde se encuentra la tumba del santo ortodoxo que estableció y dio nombre al cenobio.

Haghpat_16

Monasterio de Haghpat (Armenia): Para no ser menos que los anteriores, el monasterio de Haghpat también fue fundado en el siglo X, aunque en este caso a finales de siglo. Pero al contrario que aquellos, prácticamente todas las estructuras que se conservan son originales. Entre ellas el magnífico templo principal, la iglesia de la Santa Señal, que incluso mantiene frescos originales. La situación del monasterio, con espectaculares vistas sobre el río Debed, resulta también excelente.

Studenica_01

Monasterio de Studenica (Serbia): Retornando a los Balcanes nos encontramos con el monasterio de Studenica en la parte central de Serbia. Fue establecido algo más tarde que los anteriores, a finales del siglo XII, por Stefan Nemanja, dirigente que creó el estado serbio en el medievo. Contiene renombrados frescos de los siglos XIII y XIV en las dos iglesias principales que alberga el recinto, dedicadas a la Virgen y a los santos Joaquín y Ana. La actual residencia monástica es bastante posterior, pues se edificó ya en el siglo XVIII y contiene un museo.

Jerico_05

Monasterio de la Tentación (Palestina): Colgado en mitad de un acantilado rocoso a más de trescientos cincuenta metros de altura, el monasterio de la Tentación domina desde su atalaya la ciudad de Jericó. Su primera versión fue establecida en este lugar, donde, de acuerdo con la tradición cristiana, Jesucristo estuvo cuarenta días ayunando en el desierto, ya en el siglo VI. El cenobio actual es de finales del siglo XIX y en él residen tres monjes pertenecientes a la Iglesia ortodoxa de Jerusalén.

Mtskheta_15

Monasterio de Jvari (Georgia): Literalmente monasterio de la Cruz, el monasterio de Jvari fue establecido en el lugar donde Santa Nina había situado en el siglo IV una gran cruz que atrajo a numerosos peregrinos en la época. La iglesia principal es de finales del siglo VI y el complejo fue ampliado y fortificado en época medieval. Tras un largo periodo de oscuridad durante la época soviética, en la actualidad los servicios religiosos se han reanudado en el templo.

KhorVirap_07

Monasterio de Khor Virap (Armenia): Si la denominación del monasterio anterior hacía referencia al principal símbolo cristiano, la de éste lo hace a una mazmorra. Concretamente a aquella donde estuvo encerrado durante catorce años San Gregorio, que más adelante convertiría a Armenia en el primer país cristiano del mundo. Khor Virap significa mazmorra profunda y en ese lugar a la sombra del Ararat fue edificada una iglesia en el siglo VII. De esa época data el monasterio, aunque la versión actual del templo es del siglo XVII.

Kykkos_02

Monasterio de Kykkos (Chipre): Localizado a considerable altura al oeste de los montes Troodos, el monasterio de Kykkos es el más grande de Chipre. Fue fundado a comienzos del siglo XII gracias a la contribución económica del emperador bizantino Alexios I Komnenos y hubo de ser restaurado en los siglos XVII y XVIII. Destaca por sus frescos y sus iconos, especialmente por una imagen de la Virgen conocida como Panagia Eleusa, que lo hace ser también el cenobio más visitado en territorio chipriota.

Samovodene_02

Monasterio Preobrazhenski (Bulgaria): Al parecer, el monasterio de la Transfiguración, que es lo que quiere decir preobrazhenski, fue una especie de franquicia medieval de uno de los cenobios del monte Athos. Se cree que fue fundado en el siglo XI y se convirtió en autónomo a mediados del siglo XIV. La invasión otomana de Bulgaria lo dejó en un estado lamentable y hubo de ser reestructurado a conciencia en la primera mitad del siglo XIX. Está situado al borde de una garganta creada por el río Yantra y su iglesia principal presenta valiosos frescos tanto interiores como exteriores.

SanPetersburgo_25

Monasterio Smolny (Rusia): Para unos, cenobio, y para otros, convento, el monasterio Smolny no llegó a ser ni una cosa ni la otra, porque no pudo ser finalizado. Estaba pensado para el retiro de Elizaveta Petrovna, hija de Pedro el Grande, pero ésta renunció a los hábitos al subir al trono de manera inesperada. Destaca la impresionante iglesia principal, obra barroca de Bartolomeo Rastrelli de mediados del siglo XVIII. La falta de fondos no le permitió rematar el trabajo y el interior del templo se completó un siglo más tarde en estilo neoclásico.

Moldavia_01

Monasterio de Curchi (Moldavia): Precisamente se atribuye a Rastrelli el diseño de la iglesia de la Natividad del monasterio de Curchi, situado en un espacio boscoso de la actual Moldavia. Aunque las fechas no coinciden del todo, puesto que en la época de construcción del templo el mencionado arquitecto ya había fallecido, al menos parece ser su inspirador. El cenobio consta de varias iglesias más, dos de ellas de comienzos del siglo XIX, y aunque dista bastante del valor histórico y artístico de los vecinos monasterios de la Moldavia rumana, bien vale una visita.

Sanahin_24

Monasterio de Sanahin (Armenia): Vecino del anteriormente descrito monasterio de Haghpat, el monasterio de Sanahin es coetáneo de aquel, pues fue fundado también en el siglo X. La rivalidad entre ambos queda patente en el hecho de que su denominación significa éste es más antiguo que ése. Y lo es por casi un siglo, pues la iglesia de la Madre de Dios fue terminada a comienzos del siglo X. Una invasión mongola en la primera mitad del siglo XIII afectó seriamente al recinto, algunas de cuyas edificaciones no fueron restauradas hasta el siglo XVII.

Sopocani_01

Monasterio de Sopoćani (Serbia): Donación del rey Stefan Uroš, el monasterio de Sopoćani se encuentra cercano a la problemática zona de Kosovo. Fue establecido en la segunda mitad del siglo XIII, alrededor de la iglesia de la Santísima Trinidad, cuyos frescos son de esa misma época y están considerados los mejores de Serbia. A la manera habitual en la zona, sufrió los desmanes otomanos y no se libró de ser incendiado. Restaurado en el siglo XX tras siglos de abandono, vuelve a albergar un grupo de monjes en la actualidad.

Tala_02

Monasterio de Agyos Neofytos (Chipre): Neofytos fue un ermitaño de los de verdad, de los que hacen honor a su denominación. Tras una vida errante, que incluyó una visita a Tierra Santa, se estableció en una cueva en la zona suroeste de Chipre. Allí fundó un eremitorio, que uno de sus discípulos convirtió en monasterio en la segunda mitad del siglo XII. La cueva donde vivía el ermitaño se puede visitar y conserva diversos frescos creados entre los siglos XII y XV.

Gelati_03

Monasterio de Gelati (Georgia): Hablando de frescos, los contenidos en la iglesia de la Virgen del monasterio de Gelati son espectaculares. El cenobio fue establecido a comienzos del siglo XII por el rey conocido como David el Constructor, quien está enterrado en él junto a otros monarcas georgianos. Se encuentra cerca de la ciudad de Kutaisi y en época medieval fue un importantísimo centro filosófico y científico. Destacan también sus mosaicos bizantinos y diversos trípticos de gran valor.

Geghard_08

Monasterio de Geghard (Armenia): Pero, en mi opinión, el paradigma de los monasterios cristianos, católicos incluidos, es el monasterio de Geghard. El cenobio en sí fue establecido en el siglo IV por San Gregorio, quien convirtió Armenia al cristianismo. La iglesia principal es de comienzos del siglo XIII y se hizo famosa en época medieval por albergar la lanza con la que un soldado romano atravesó el costado de Jesucristo en la cruz. De ahí la denominación del monasterio, pues geghard en armenio significa lanza. Perfectamente integrado en un espectacular entorno donde naturaleza, arte y espiritualidad se dan la mano, si algún día decido meterme a monje, éste será el lugar elegido para retirarme de la vacuidad mundana.

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres estar al tanto de nuestras actualizaciones? Suscríbete