MunDandy

MunDandy

Jorge Sánchez

Angkor (por Jorge Sánchez)

AngkorJorge_01

La visita más espectacular que se puede realizar en Camboya es, sin duda alguna, la de Angkor Wat. Ofrecían un avión a ese complejo de templos pero, naturalmente, por considerarme un viajero, lo rechacé, y no solo por el precio sino porque me habría perdido el paisaje fantástico por el río Tonlé Sap y su lago. En el pasado existía un barco que tomaba tres días y dos noches en llegar atravesando poblados, pero cuando yo estuve (año 1996) pude llegar desde Phnom Penh en el mismo día. Primero tome una lancha de motor fuera borda que tardo 4 horas en surcar el río para entrar en el lago, que es artificial, y luego espere en la ribera de Kampong Chang para trasladarte en moto al poblado de Siem Reap, donde por 2 dólares americanos me alquilaron una habitación en uno de los albergues que van numerados. Yo me alojé en el número 279. Bien temprano al día siguiente llego el motorista que había conocido la víspera para trasladarme por tres días seguidos al complejo de templos que componen Angkor Wat. Pagué un precio moderado, a razón de 6 dólares por día y el muchacho es muy servicial y te enseña los lugares más inéditos con su moto con sidecar. Se convierte en un amigo a quien se le invita a comer y al final del contrato se le suele dar una propina. Seguí aprendiendo por mi gentil guía, quien me explicaba que mientras viajábamos con su moto, que los templos fueron erigidos entre los siglos IX y XV.

AngkorJorge_02

Angkor Wat es el templo más grande del mundo con un volumen de piedras equivalente a la pirámide de Keops. Su visión es inolvidable, al igual que la del Taj Mahal. Cuando uno se encuentra frente a Angkor Wat no le queda más remedio que compadecer a las personas que no viajan y se pierden la visión de tal maravilla. La construcción del templo principal, que se remonta al siglo XII, tomó 30 años y su fin era la de servir de mausoleo templo para albergar la tumba del rey. Se accede a él cruzando por un istmo una especie de foso lleno de agua que simboliza el monte Meru, sagrado para los hindúes. El complejo es octogonal y abarca un territorio de 1.700 por 1.500 metros. El interior consiste en tres recintos concéntricos que representan las moradas de los dioses, y en el centro se yerguen cinco torres en forma de flor de loto. Los bajorrelieves de sus murales muestran historias del Ramayana y el Mahabharata. Además, siempre está frecuentado por monjes budistas y mujeres viudas con la cabeza rapada, más fieles realizando ceremonias o depositando flores e incienso en las estatuas.

AngkorJorge_03

Las estúpidas y obsoletas guías turísticas de nombre acerca de un planeta que no tiene amigos y que usan los turistas, en su ignorancia atribuyen el descubrimiento de Angkor Wat para el mundo occidental a un naturalista francés durante la segunda mitad del siglo XIX, cuando en realidad los primeros europeos fueron los celtíberos, tanto portugueses como españoles, siendo el primero que escribió sobre ese templo el monje capuchino portugués Antonio de Magdalena, en 1586, y poco después, un historiador portugués, Diogo do Couto, recogería las impresiones del fraile. Y en 1858, o años antes que el naturalista francés, llegaron a Indochina españoles desde Manila para capturar Saigón.

AngkorJorge_04

El segundo día, a pesar de la lluvia, me trasladé en moto a otro complejo de templos un poco más al norte de Angkor Wat. El lugar se llamaba Angkor Thom, o una ciudadela amurallada rodeado de espesa jungla y habitada por numerosos monos, todos ladrones que al menor descuido te roban la gorra o los bocadillos. Allí se encontraba el templo de Bayon, con más de 200 caras representando a Buda y al rey que gobernaba durante su construcción. Y el tercer día aún tuve tiempo de visitar otros templos, como Ta Prohm, tal vez el más místico; el templo rosado de Banteay Srei; y el grupo de templos Roulous, en cuyo interior se ubica un templo budista activo.

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres estar al tanto de nuestras actualizaciones? Suscríbete