MunDandy

MunDandy

Jorge Sánchez

Bam (por Jorge Sánchez)

BamJorge_01

Por el camino en autobús a Bam iba recordando el terremoto que destruyó su ciudadela. Leí que el 60 por ciento de la población de la ciudad (o unas 50.000 personas) pereció; fue una horrible catástrofe. Seguramente, y para compensar esta desgracia, UNESCO decidió el siguiente año declarar Bam un patrimonio mundial, a ver si así, con la llegada de turistas, se ayudaba a la ciudad a recuperarse económicamente. Cuando yo visité el lugar, una década y media más tarde, la ciudadela se estaba todavía reconstruyendo. Vi numerosos obreros trabajando sin parar preparando adobe y cargando ladrillos en sus carretillas.

BamJorge_02

Bam es una ciudad de 2.000 años de historia mencionada por el poeta nacional iraní Firdausi, y fue escala en la ruta de la seda. Como llegué de noche a Bam, había pasado la noche en un hotel y esperado hasta la mañana para visitar la ciudadela. No sé si fue por llegar temprano, pero fui el único turista durante las dos horas que estuve correteando por las ruinas y la reconstrucción de la vieja Bam. Había sitios prohibidos adonde no se podía acceder, pero así y todo no me puedo quejar de mi visita pues vi lo más importante. El lugar impresionaba por su magnitud y el poderío de sus murallas.

BamJorge_03

Tras la visita a la ciudadela de Bam me dirigí en autobús hacia la frontera triangular entre Irán, Afganistán y Pakistán, atravesando el temible Desierto de Lut, conocido como el desierto de los jinns (duendes juguetones que siempre te están fastidiando), que también es patrimonio mundial de UNESCO.

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Quieres estar al tanto de nuestras actualizaciones? Suscríbete