MunDandy

MunDandy

Qué ver en ...

Qué ver en Cáceres

VistaGeneralCaceres_01

Salvo error u omisión, actualmente existen en España un total de ocho mil ciento treinta y un municipios, que se distribuyen de manera poco uniforme entre las diecisiete Comunidades Autónomas y las dos ciudades autónomas que conforman este estado mediterráneo. El más grande de todos ellos es Cáceres, cuya superficie de 1.750,33 kilómetros cuadrados lo sitúan casi a la altura de Guipúzcoa, que es la provincia española más pequeña con 1.909 kilómetros cuadrados de extensión. Tan vasto tamaño no tiene equivalencia con su número de habitantes, que supera por poco los noventa y cinco mil en la actualidad, dando como resultado una densidad de población algo inferior a los cincuenta y cinco vecinos por kilómetro cuadrado.

Pero hagamos un poco de historia. Aunque existen visos de que en sus aledaños existió presencia humana desde el Paleolítico, la actual población de Cáceres es de origen romano. Se correspondería con una colonia denominada Norba Caesarina, que fue fundada en el siglo I a.C. junto a la arteria conocida como Vía de la Plata. La llegada de los visigodos supuso un periodo de oscuridad absoluto, puesto que no se volvieron a tener noticias de esta población durante al menos tres siglos. No está muy claro el porqué, pero los musulmanes volvieron a establecerse en este lugar, aunque apenas han quedado restos de ese periodo. Hubo que esperar a su retorno a manos cristianas, hecho que se produjo el día de San Jorge de 1229, para que la villa se revitalizara de nuevo. Pero tan solo a partir del siglo XV la localidad cacereña experimentó un considerable auge, traducido en las edificaciones que podemos contemplar hoy día.

El corolario de todo este pasado es la imagen del Cáceres actual. La mejor visión de éste se obtiene subiendo al santuario de la Virgen de la Montaña, situado en una colina cercana y desde donde puede apreciarse la localidad en todo su esplendor. La majestuosidad de su recinto intramuros es evidente, pero Cáceres disfruta también de un extraordinario patrimonio monumental en su zona extramuros. E incluso guarda alguna que otra sorpresa más, como procedemos a describir a continuación.

PlazaMayorCaceres_12

Plaza Mayor: El mejor lugar para comenzar una visita a la ciudad cacereña es, probablemente, su Plaza Mayor. Centro neurálgico de la población, surgió allá por el siglo XIV en un lugar situado extramuros, ideal para la celebración del mercado. Porticada en parte de su perímetro, la mayor parte de sus edificaciones son edificios residenciales, a los que se añade el Ayuntamiento en su lado este así como parte de la muralla, la emblemática torre del Bujaco y la ermita de la Paz en su lado norte.

PlazaSantaMariaCaceres_05

Plaza de Santa María: A través del arco de la Estrella se accede al interior del recinto intramuros y una especie de retorno al pasado aguarda al visitante. El ambiente renacentista comienza a tomar forma en la cercana plaza de Santa María, que asemeja estar detenida en un tiempo ya anteriormente vivido. Entre los edificios que la rodean, todos ellos en un perfecto estado de conservación, destacan el atractivo Palacio Episcopal y la concatedral de Santa María, principal templo de la ciudad.

PlazaSanJorgeCaceres_01

Plaza de San Jorge: Pasando al lado del extraordinario palacio de los Golfines de Abajo, se llega con presteza a la plaza de San Jorge. Está ésta dominada por la impresionante iglesia de San Francisco Javier, con sus dos torres encaladas y elegida para aparecer en uno de los últimos capítulos de una famosa serie televisiva. Adosada a ella se encuentra una antigua residencia jesuítica, que en la actualidad forma parte de la Universidad de Extremadura. En el lado derecho de la plaza se alza la casa de los Becerra, de estilo gótico.

PlazaSanMateoCaceres_02

Plaza de San Mateo: Subiendo la cuesta de la Compañía se alcanza la plaza de San Mateo, así denominada debido a la localización en ella de la iglesia homónima. En esta zona del interior del recinto amurallado las edificaciones de interés se suceden, destacando sobremanera la extraordinaria torre de Sande y, ya en la propia plaza, la magnífica casa de las Cigüeñas. Frente a ella se sitúa el convento de San Pablo, fundado como beaterio en el siglo XV.

CasaVeletas_18

Plaza de las Veletas: Debe su nombre esta plaza a la conocida como Casa de las Veletas, palacio que actualmente alberga el denominado Museo de Cáceres, además de un bien conservado aljibe del siglo XII. Está situada la plaza muy cerca de la anterior, tomando la dirección norte. Detrás de ella se encuentra la casa de los Caballos, continuación del museo anteriormente mencionado donde pueden verse interesantes obras de arte.

JuderiaViejaCaceres_01

Judería Vieja: La población de Cáceres albergó dos juderías, denominadas Judería Vieja y Judería Nueva. La primera de ellas estaba situada en el actual barrio de San Antonio de la Quebrada, localizado entre la plaza de las Veletas y la muralla. Abruptas callejuelas y casas encaladas dan forma a una de las zonas que ofrece un mayor tipismo en el interior del recinto amurallado. Destaca la ermita de San Antonio, construida a finales del siglo XV en el solar donde anteriormente se encontraba la sinagoga.

PlazaSantaClaraCaceres_01

Plaza de Santa Clara: Saliendo del recinto amurallado junto al baluarte de los Pozos y tomando la calle Hernando Pizarro se alcanza la ermita de las Candelas, de finales del siglo XIV. A la derecha parte la calle de la Consolación, que lleva al viandante hasta la plaza de Santa Clara. Debe ésta su nombre al convento homónimo, creado por una comunidad clarisa a comienzos del siglo XVII y que muestra una atractiva portada manierista.

IglesiaSanJuanCaceres_04

Plaza de San Juan: Llegado a este punto, el viajero tiene dos opciones. Bien retornar al interior del recinto amurallado a través de la puerta de Mérida y continuar por la calle Ancha hasta la anteriormente mencionada plaza de San Mateo. O bien llegar hasta la plaza de San Juan a través de las calles de la Soledad, Pizarro y Sergio Sánchez. Esta última opción le permitirá conocer la iglesia de San Juan, del siglo XIII aunque reformada posteriormente. En sus inmediaciones abundan mesones y restaurantes, destacando entre ellos El Figón de Eustaquio, uno de los más tradicionales de la ciudad.

Canovas_04

Paseo de Cánovas: Tras el merecido refrigerio, conviene tomar la calle de San Pedro y luego la de San Antón hasta llegar al paseo de Cánovas, una de las escasas zonas verdes presentes en el centro histórico de la población cacereña. Establecido como una alameda a finales del siglo XIX, es muy popular entre los locales debido a los actos culturales que allí se realizan. Entre ellos, la feria del Libro coincidiendo con el día de San Jorge, patrón de la localidad.

IglesiaSantiagoCaceres_07

Plaza de Santiago: De camino hacia la plaza de Santiago, el visitante puede disfrutar de algunos de los lugares más pintorescos del Cáceres extramuros. La calle Pintores, la más comercial de la población; la Judería Nueva; el palacio de la Isla, antiguamente una sinagoga; el palacio de los Duques de Abrantes, hoy día una residencia de estudiantes; y ya cercano al destino, el renacentista palacio de Godoy, que muestra un destacado balcón de esquina. Sobresale en la plaza de Santiago la iglesia homónima, de aspecto renacentista tras una reforma llevada a cabo por Rodrigo Gil de Hontañón.

VistaGeneralCaceres_04

Coda: Desde la plaza de Santiago resulta sencillo volver al punto de partida en la plaza Mayor pasando junto a la torre del Rey y la torre Buraca, poniendo así el punto final a la ruta. Pero si el viajero es curioso, siempre puede acercarse hasta la cueva de Maltravieso, donde se encuentran algunas de las pinturas rupestres más antiguas que se han descubierto hasta la fecha. Resulta complicado acceder al interior de la gruta, pero junto a ella existe un centro de interpretación en el que puede verse una exposición que la describe con detalle. Y si al visitante todavía le queda espíritu aventurero, debería dar un paseo hasta el santuario de la Virgen de la Montaña, dedicado a la patrona local y desde donde se obtienen unas maravillosas vistas de esta población única e irrepetible.

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres estar al tanto de nuestras actualizaciones? Suscríbete