MunDandy

MunDandy

República Checa

Karlův most (Praga, República Checa)

Praga_13

Desde mediados del siglo XIV, el actualmente conocido como Puente de Carlos atraviesa ese río Moldava que sirvió de inspiración al compositor Smetana. Nexo de unión entre los distritos Malá Strana y Staré Město de la capital checa, la historia de Praga no puede entenderse sin este puente, que en sus más de seiscientos metros de longitud ofrece al transeúnte diversas obras de arte e infinidad de leyendas. Anteriormente era denominado Kamenný most, es decir puente de piedra, hasta que a finales del siglo XIX fue renombrado en honor al Emperador Carlos IV, quien había sido su impulsor aunque no llegó a ver terminada la obra. En sus pretiles se alinean una treintena de estatuas, auténticas piezas maestras la mayoría de ellas, que le fueron añadidas a finales del siglo XVII, pero las que pueden verse en la actualidad son copias pues los originales se exponen en el Museo Nacional de Praga.

Praga_10

Praga_06

2 COMENTARIOS

  1. Se te hacen cortos, a pesar de la muchedumbre que suele haber por allí. Cuando estuve la primera vez en Praga, hace ahora veinte años era otra cosa, sin duda. De todas formas, si no has ido te la recomiendo, es la ciudad más bonita que nunca vi.

Responder a Bejarano Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres estar al tanto de nuestras actualizaciones? Suscríbete