MunDandy

MunDandy

Sri Lanka

Sigiriya (por Jorge Sánchez)

SigiriyaJorge_01

El boleto para visitar Sigiriya era más caro que en otros sitios UNESCO que acababa de visitar (como Anuradhapura y Polonnaruwa) pero lo compré; no iba a quedarme sin subir a la peña por ese motivo. Recuerdo que las garras de león en la entrada parecían sacadas de una película de Indiana Jones.

SigiriyaJorge_02

Sigiriya albergó en un principio un monasterio budista, hasta que en el siglo V un rey erigió en esa roca una fortaleza y a la vez palacio. Ese rey era malvado pues asesinó a su propio padre y le arrebató el trono que por derecho le correspondía a su hermano, el cual viajó a la India a reclutar una tropa para derrotar a su criminal hermano y recuperar el reino. Cuando acompañado de un gran ejército indio llegó a Sigiriya y comenzó la batalla, los soldados que protegían esa roca desertaron y el hermano criminal se suicidó; la ley del karma cumplió su cometido.

SigiriyaJorge_03

Lo que más impresionó de Sigiriya fueron sus frescos con pinturas de doncellas. Leí en un letrero que llegó a haber 500 mozas representadas, y las que han sobrevivido son de un encanto y perfección tal que aprecié el verdadero arte. Mientras admiraba esas obras maravillosas me reía cuando recordaba a muchos de los “artistas” famosos del siglo XX y sus mamarrachadas. Una vez que ascendí a la cima de la roca, a unos 200 metros de altura desde el suelo, vi los restos del antiguo palacio. Desde allí en lo alto las vistas de los jardines vecinos y de la selva en la lejanía eran espectaculares.

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres estar al tanto de nuestras actualizaciones? Suscríbete
Loading