MunDandy

MunDandy

Vietnam

A lo bonzo

Hue_03

Muy posiblemente, el nombre de Thích Quảng Đức no os suene absolutamente de nada. Quizás tampoco sepáis que bonzo es un término que proviene del japonés bōzu y hace referencia a los monjes budistas. Pero seguro que habéis oído alguna vez la expresión quemarse a lo bonzo, acto mediante el cual una persona se inmola prendiéndose fuego con el fin de expresar su desacuerdo con alguna actitud injusta. Como es fácilmente deducible de las tres afirmaciones anteriores, Thích Quảng Đức fue un monje que se prendió fuego el 11 de junio de 1963 en la ciudad vietnamita de Saigón como protesta por el trato que recibían los creyentes budistas por parte del gobierno de Vietnam. Su inmolación sacudió los cimientos de la sociedad vietnamita de entonces, dando lugar a la locución anteriormente mencionada.

Hue_01

Para entender mejor estos hechos hay que remontarse a la situación política en Vietnam a comienzos de la década de los sesenta del siglo pasado. Con una población mayoritariamente budista, el país estaba gobernado por Ngô Đình Diệm, dirigente que provenía de una familia adinerada y practicante del culto católico. El descontento de la mayoría de la población vietnamita era evidente. Se comentaba que el presidente favorecía a los católicos con puestos en los servicios públicos y militares en detrimento de los budistas. Incluso que la bandera de la Ciudad del Vaticano era izada en eventos importantes, llegando a ser prohibida la insignia budista durante la celebración del Vesak.

Hue_12

Thích Quảng Đức había nacido a finales del siglo XIX en una familia campesina. Comenzó a interesarse por el budismo a muy tierna edad y, tras recibir sus votos de novicio durante la adolescencia, fue ordenado como monje en plena juventud. Comenzó entonces una vida plena dedicada al budismo, primero como asceta, más adelante como estudioso de la doctrina theravada en Camboya, para, a su vuelta a Vietnam, comenzar un largo peregrinaje que lo llevó a fundar al menos treinta templos por todo el país. Ya pasada la sesentena era toda una autoridad en los estudios budistas y había decidido retirarse de la escena para concentrarse en la práctica privada de su religión.

Hue_14

Literalmente pagoda de la dama celestial, Chùa Thiên Mụ había sido fundada a comienzos del siglo XVII en el territorio entonces conocido como Thuận Hóa, hoy día Huế. Está situada en una orilla del río Perfume, a unos kilómetros de la Ciudad Imperial. El rasgo más destacado del templo es la torre Phước Duyên, construida a mediados del siglo XIX y considerada el símbolo de la población. Tiene forma octogonal y se eleva a más de veinte metros de altura, con sus siete pisos dedicados cada uno de ellos a una diferente representación de Buda. Sobresale también la figura de una tortuga gigante, símbolo de la longevidad.

Hue_15

Durante la primavera de 1963, los monjes residentes en Chùa Thiên Mụ tomaron la iniciativa en las protestas contra el régimen de Ngô Đình Diệm. Huelgas de hambre, barricadas y todo tipo de manifestaciones tenían lugar en sus inmediaciones. Thích Quảng Đức se encontraba por entonces en Saigón, adonde había llegado desde una pagoda cercana. Varios centenares de manifestantes marchaban con pancartas exigiendo igualdad religiosa. De pronto, un Austin Westminster azul, que todavía puede verse en el recinto de la pagoda de la dama celestial, se paró frente a la embajada de Camboya. De él se bajaron tres hombres. Uno de ellos puso una almohada en el suelo, mientras que otro sacaba un bidón de gasolina del maletero del automóvil. El tercero se sentó sobre la almohada en posición de loto. Pasados unos instantes, sacó una cerilla, la prendió y, sin mover un solo músculo mientras el fuego lo devoraba, Thích Quảng Đức pasó a la historia.

2 COMENTARIOS

  1. Que barbaridad, no sé si eres un estudioso de la historia y tienes gran cantidad de documentación o te informas como nadie cuando visitas un sitio. Yo estuve en Hué y desde luego conseguí tantos datos como tú. Muy interesante artículo del que con tu permiso sacaré algún dato para confeccionar nuestro post del lugar. Como siembre, enhorabuena por facilitarnos tanta información.

    • En este caso, el tema me interesaba, así que sabía bastante sobre la historia de ese monje. Intento documentarme cuanto puedo, tanto antes de viajar como antes de escribir un relato. Pero aun así, siempre hay cosas que se me escapan.

      Por supuesto, podéis utilizar la información que queráis para vuestro post.

      Muchas gracias por el comentario y un abrazo.

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres estar al tanto de nuestras actualizaciones? Suscríbete