MunDandy

MunDandy

Israel

Acre (por Jorge Sánchez)

AcreJorge_01

Viajé a la antigua San Juan de Acre, hay Acre (aunque allí todo el mundo la llamaba y escribía como Akko) en autostop desde Haifa. Lo primero que hice al llegar, aún antes de buscar alojamiento, fue dirigirme al puerto y entrar en la fortaleza de la Orden de San Juan del Hospital de Jerusalén, en el interior de la ciudadela. Curiosamente, el vendedor de boletos era un sefardí y hablaba un español antiguo, completamente comprensible, aunque me pareció algo gracioso por las expresiones que utilizaba, hoy en desuso.

AcreJorge_02

Pasé en el interior más de 2 horas penetrando en todos los vericuetos. Lo que más impresiona son los túneles de los Templarios. Entré en prácticamente todas las salas, la del norte, la del oeste, las salas de los Caballeros, el cuartel, la sala de los prisioneros, las murallas subterráneas. Pero la que más me sedujo fue la sala de las Columnas donde se hallaba el comedor. Y hasta encontré losas de sepulturas pertenecientes a los Caballeros Templarios. Las vistas del puerto desde las almenas también me impresionaron.

AcreJorge_03

A finales del siglo XIII se perdió esa fortaleza y en consecuencia Acre pasó a manos sarracenas. Poco después también caerían los últimos bastiones cristianos en Tierra Santa. Se intentó formar una nueva cruzada para recuperar los lugares santos, pero entre la desidia, la corrupción y otros vicios, los europeos no se pusieron de acuerdo; el francés se excusó con un “oh là là”, el inglés con su “oh my God”, el italiano con su “chi se ne frega”, el español con “olé olé”, etc. Fue el fin de las Cruzadas.

AcreJorge_04

Acre era una ciudad con mucho encanto por lo que parte del día siguiente seguí descubriéndola, y hacia el mediodía me dirigí en autostop al Monte Carmelo, donde viven drusos, para familiarizarme con su religión.

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres estar al tanto de nuestras actualizaciones? Suscríbete
Loading