MunDandy

MunDandy

Entrevistas

La cuenta atrás: Alberto Campa

Alberto_Campa

Comienza la cuenta atrás para Alberto Campa. Viajero todoterreno, nunca mejor dicho, Alberto ha llegado a situarse por méritos propios en la élite a nivel tanto español como mundial. Dicha la palabra élite en un todo carente por completo de jactancia, puesto que hablamos de una persona sumamente respetuosa, como él mismo menciona en la entrevista. Hasta la fecha ha visitado un total de 212 de los 266 territorios que incluye la lista UN+ de Nomad Mania, cuyo perfil tenéis aquí. Como quien dice, acaba de llegar de Arabia Saudí y seguro que ya está pensando en futuras aventuras cuando la crisis sanitaria que vivimos se lo permita. No tiene blog, pero cuenta sus aventuras de manera muy amena en su espacio de una conocida red social, donde transmite esa ilusión por viajar que siempre le ha caracterizado. Con ustedes, Alberto Campa.

10. El viajero, ¿nace o se hace?

Opino que las dos cosas. Mayoritariamente creo que se “hace”, ya que a medida que se va viajando por más y más lugares, viviendo y sintiendo la variedad de culturas y formas de vida en tan diferentes regiones del planeta, se llega a ser cada vez un viajero más completo y experimentado. Sentir la palabra Viajar con mayúsculas provoca el evidente resultado de aprender mucho más de lo habitual y hacerse una persona más sabia.

Pero por supuesto, que “nacer” con ese llamado gen viajero, que da lugar a que una parte de la población tengamos esa necesidad y motivación innata de alejarse constantemente de cotidiana casa, es de suma importancia para llevar a cabo esa vida viajera. Por eso quizás los viajeros que “nacen” pasan a buscar con mucha más determinación el necesario tiempo y los medios económicos para llevar a cabo esa más viajera vida.

9. ¿Vives para viajar o viajas para vivir?

Mi mente me dice que mucho más lo primero, pero pensándolo fríamente, también lo segundo pueda ser acertada afirmación en algún aspecto concreto. Para mí, desde muy joven, el viajar ha estado en el centro de mi vida, pero nunca he creído necesario dejar todo lo demás para llevar a cabo ese sueño. He intentado en todo momento, y creo conseguido, disfrutar de mi familia a la vez que iba cumpliendo esa necesidad de conocer cada vez más lugares terrestres, pero la constante evolución hacia un más puro espíritu viajero evita obtener un rédito económico de los viajes. Quizás buscar patrocinios, sponsors, etc, es perder un poco la libertad viajera, y supeditaría bastante la forma de viajar. Así y todo, siempre he mantenido el respeto por todo tipo de viajeros que lo contemplan como su sustento de vida, bien sean periodistas, bloggers o simples viajantes, opinando que al final, todos somos afortunados por aprender tanto en cualquier tipo de viajes que se emprendan y sea por el motivo que sea.

8. Si alguna vez te pierdes, ¿dónde no deberíamos buscarte?

Posiblemente, como gran parte de los que viajamos para conocer y disfrutar aprendiendo, nunca me debería nadie buscar en lugares demasiado masificados. Pero ello no quiere decir que no los haya visitado y siga yendo hacia ellos para verlos, porque es inequívoco que donde llega mucha gente es porque el lugar tiene algo muy interesante o sorprendente que descubrir y sería un error dejar de conocerlo por el simple hecho de que también lo piense así mucha gente. El mundo es de todos los que quieran visitarlo y, manteniendo un equilibrado orden y respeto, así considero debe de seguir siendo.

Lo que sí tengo claro es que nadie debería buscarme siempre en el mismo lugar. Me gusta mucho más desplazarme constantemente a nuevos lugares tras exprimir al máximo los ya vistos.

7. Dicen que la cabra tira al monte…y tú, ¿para dónde tiras?

Tenemos en casa una perrina que se llama Mika, también gran viajera que ha recorrido con Mónica y conmigo ya varias decenas de países. Cada vez que sale de casa, le da igual tomar dirección norte o sur, comenzar a caminar a la derecha o a la izquierda, lo importante para ella es ir hacia algún sitio. En mi caso es igual, lo importante es “tirar” para cualquier sitio, de calor o de frío, de ciudad o naturaleza, subir a cualquier guapa montaña o descender buceando a otro sorprendente fondo marino. Después de haber ya viajado por más de dos centenares de países y territorios, así como llevar algo más de seiscientas regiones recorridas del planeta, aún tengo intacta la ilusión de seguir viajando y llegar a cantidad de sitios todavía desconocidos. No obstante, por muy diversas circunstancias he vuelto en repetidas ocasiones a muchos países que también sigo disfrutando como la primera vez. Afortunadamente nuestra querida tierra, aunque finita, es lo suficientemente grande y variada como para no acabar nunca de conocerla a fondo por ninguno de nosotros, y aunque le dedicásemos varias vidas completas.

6. ¿Estás de acuerdo con quien afirmó que viajar, como todas las drogas, requiere un aumento constante de la dosis?

En mi caso te iba ya contestando antes. Por supuesto que sí, o al menos, para los grandes amantes del viajar, aunque no necesiten un aumento de la dosis, sí necesitan un consumo repetido y constante, porque si no existe el riesgo de anclarse en esa tan habitual depresión post viaje.

5. ¿Crees que los prejuicios que suelen acompañar a quien no sale de su tierra se curan viajando? ¿O por el contrario el hecho de viajar los reafirma?

Esto es evidente que va con la mentalidad y forma de ser de cada persona. Muchas personas que son rutinarias no les gusta nunca alejarse de ella y ven lo más lejano como algo que no es para ellos, peligroso o simplemente demasiado diferente a lo que están acostumbrados. Otras personas viajan quizás solo por utilizar su otorgado tiempo de vacaciones y romper un poco esa rutina, viendo a veces casi todo lo que observan fuera de su entorno, como algo solo temporal o exótico y fácilmente criticable en comparación con su vida establecida. Pero sin embargo, cuando uno comienza a viajar más veces, cuando comienza a sentir que el alejarse es una otorgada forma de nuevo aprendizaje, y empieza a centrarse en lo positivo que en todo lugar inequívocamente hay, se da cuenta que conocer nuevas tierras, nuevas gentes y nuevas costumbres, más allá de reafirmar esos prejuicios, los combate y derrota. Lo que define ese espíritu que tenemos la mayoría de los grandes viajeros es el llegar a conseguir disfrutar viajando de la palabra… Felicidad.

4. Cuando decides hacer un viaje, ¿eliges tú el destino o dejas que el destino te elija a ti?

En mis comienzos, y durante algo más de 25 años, mi profesión estuvo relacionada con el sector viajes, por lo que casi siempre era el destino el que me elegía a mí, bien porque desde el mostrador de varias agencias de viaje españolas donde trabajé me enviaban a conocer los principales destinos turísticos, y así, poder aconsejar a tantas miles de personas atendidas que buscaban viajar a paraísos culturales y de playa, o bien porque muchas otras veces, acompañaba como guía turístico a grupos de clientes que viajaban a capitales europeas o países del norte de África. Poco a poco, iría conociendo así casi una centena de países de todos los continentes. Pero un día se decidió dejarlo todo y viajar libre, la mayoría de veces en solitario, muchas otras con mi pareja por más de medio mundo o unas pocas veces con amigos muy cercanos. Ahora que ya me quedan muy pocos países o territorios por descubrir, soy yo quien decide a cuáles de esos inéditos destinos quiero seguir viajando, aunque creo que irremediablemente nunca habrá un posible final.

3. ¿Qué es lo más importante que has aprendido viajando?

A respetar. Lo más importante que he aprendido. Opino además que quizá esto sea de lo que más orgulloso se deba de sentir cualquier viajero, ya que respetar las diferentes culturas, los diferentes credos, diferentes opiniones e incluso la forma de viajar de otros viajeros, te hace crecer como persona. Saber ser paciente al relacionarse, dar tiempo a las nuevas personas que conoces y así dar confianza para conseguir un respeto mutuo, es otra de las cosas que he ido aprendiendo viaje tras viaje.

2. ¿Buscas información sobre tus destinos en los blogs de viaje? ¿O te resultan tan aburridos que prefieres encontrarla en otros medios?

Obviamente todo está en movimiento y hay que adaptarse a las tan cambiantes formas de búsqueda de información. En las finales décadas del siglo pasado, la información que buscabas para viajar era escasa, difícil de conseguir, sobre todo se conseguía a base de guías, literatura de viaje o charlas con otros viajeros que habían ido al destino pretendido si éste no era de los habituales. Después llegarían los muchos más reportajes en prensa y programas de televisión y radio. Y, por supuesto, en este siglo Internet, las redes sociales y los blogs de viaje, que son otras herramientas complementarias de información.

Todo está bien y todo es válido para conseguir buena info de destino, pero siempre que se sepa separar el polvo de la paja, y por supuesto que en muchos de los ahora muy bien elaborados y más objetivos blogs, todo viajero tiene una formidable fuente de datos e inspiración viajera. El tuyo, Floren, sobre los tantos lugares Patrimonios de la Humanidad, con revisiones fenomenalmente redactadas por ti o viajeros tan enormes como nuestro amigo Jorge Sánchez, es todo un buen ejemplo.

Aunque hace ya años que no suelo preparar casi nada antes de viajar, ya que numerosos periplos viajeros te van indicando que el día a día, la sorpresa en cada esquina y la controlada improvisación, hacen que cada viaje sea diferente, mucho mejor y cargado de muchas más curiosidades e increíbles situaciones que se van sucediendo en viaje, cosa que seguro no sucedería tanto si se lleva todo muy atado, para más información previa me quedo con un gran programa de radio.

No sé si opinas lo mismo que yo, pero considero que los podcast de “Levando anclas” y su conductor durante tantas décadas, Roge Blasco, siguen siendo hoy en día la mejor y más variada recopilación de información para viajar a cualquier rincón del mundo. Llevo mucho tiempo saliendo a correr y a la vez voy escuchando a infinidad de grandes compañeros viajeros que ahí relatan sus viajadas experiencias. Todo un lujo de veraz información viajera obtenida de primera mano.

1. Una que no me resisto a hacerte: Cuando toda esta locura que estamos viviendo sea historia, ¿dónde te gustaría correr tu próximo Trail?

Jeje, ya no estoy para mucha “tralla” runera. Con la tan famosa masculina crisis de los cuarenta comencé a preparar muchas carreras largas, y eso me llevó a viajar también corriendo en famosas maratones como las multitudinarias Nueva York o Berlín entre otras. Bien sabes que también compaginaba ese asfalto con los trails y maratones de montaña, pero tras una reiterada lesión de rodilla, me vi obligado a ir abandonando todo. Mi ilusión hubiera sido acabar corriendo la singular maratón de Pionyang en Corea del Norte, uno de los pocos países de Asia que me quedan por viajar. Ya será algo difícil pero quizás en la próxima primavera se podría intentar.

0. Para terminar la cuenta atrás y comenzar el viaje, indícanos tus cinco lugares que todo el mundo debería visitar antes de morir

¡Que difícil! Eso no se hace a un viajero al que le ha gustado prácticamente todo lo que ha visitado. Voy a hacer un poco de trampa y te contesto recomendando cinco grandes regiones del mundo a las que considero seria imprescindible que todos intentaran viajar, sea cual sea el país elegido dentro de ellas, para conocer lo mejor de la gran variedad de paisajes, culturas y etnias de este nuestro mundo.

1. África subsahariana (mi destino preferido)
2. Subcontinente Indio (Benarés imprescindible)
3. Mundo islámico (Irán me encantó)
4. América latina (desde la centroamericana zona maya, hasta los Andes o Amazonas)
5. Antártida (costoso viaje pero único)

A seguir viajando, Alberto. Y a ver cuando podemos escanciar esas sidrinas que tenemos pendientes.

2 COMENTARIOS

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres estar al tanto de nuestras actualizaciones? Suscríbete
Loading