MunDandy

MunDandy

Jorge Sánchez

Montes Azules (por Jorge Sánchez)

MontesAzulesJorge_01

No tenía previsto visitar las Cascadas de Aguas Azules, pero sucedió que la noche anterior habíamos estado (iba acompañado por una viajera canadiense) visitando San Cristóbal de las Casas, y nuestro próximo destino era Palenque para acceder a su zona arqueológica maya. Fue cuando mi compañera sugirió hacer una parada de un día a mitad de camino para bañarnos en unas cascadas de aguas azules, y yo estuve de acuerdo. El autobús nos dejó en un cruce de caminos y de allí caminamos un buen rato hasta el complejo de las cascadas. Tras instalarnos en una cabaña al lado de un río salimos a visitar el lugar. Entonces nos enteramos de que las Cascadas de Aguas Azules se encuentran dentro de la Reserva de la Biosfera Montes Azules. La reserva es así llamada por su bella naturaleza de jungla montañosa y el vivo color azul de los ríos. En ella hay desfiladeros, cañones, rutas para practicar senderismo, numerosas cascadas y exuberante follaje. En cierto modo esas cascadas recuerdan al Parque Nacional de los Lagos de Plitvice, en Croacia.

MontesAzulesJorge_02

Según nos contaron, las aguas son de color turquesa debido a las rocas y a las sales de carbonatos que contienen. En verdad el sitio era hermoso. En vez de una noche resolvimos pasar allí dos noches. Tras haber recorrido durante dos meses todo México en trenes, autobuses, camiones y en autostop, el pasar en ese lugar idílico dos días de sosiego bañándonos en sus aguas, realizando excursiones por la maleza y cenando pescado en restaurantes románticos, nos proporcionó nuevas energías para acometer las visitas a todos los lugares arqueológicos que aún nos faltaban por conocer en la península del Yucatán. El tercer día proseguimos nuestro viaje a Palenque.

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres estar al tanto de nuestras actualizaciones? Suscríbete