MunDandy

MunDandy

Jorge Sánchez

Obras de Gaudí (por Jorge Sánchez)

GaudiJorge_01

Seis de las Obras de Antoni Gaudí se encuentran cerca de mi pueblo, por ello las he visitado repetidas veces, siempre utilizando el Metro para llegar a ellas. Aunque Gaudí ha construido una docena de obras en la ciudad de Barcelona, sólo siete de sus trabajos están incluidos dentro del Patrimonio Mundial, que son:

1 – El Parque Güell
2 – El Palacio Güell
3 – La Casa Batlló
4 – La Casa Milá
5 – La Casa Vicens
6 – La Fachada del Nacimiento y la Cripta de la Sagrada Familia

Y la séptima obra: La Cripta de la Colonia Güell, ya no se encuentra en Barcelona, sino en un pueblo cercano, llamado Santa Coloma de Cervelló. Es el único de estos siete trabajos de Gaudí que aún no conozco.

GaudiJorge_02

De entre las seis obras que he visitado, la que más impresión me ha causado ha sido la basílica de la Sagrada Familia. Y creo que UNESCO tiene razón al reconocer como Patrimonio Mundial sólo la fachada del Nacimiento más la cripta, pues la segunda fachada, llamada de la Pasión, es muy inferior estéticamente (a mí me disgusta), además de que su autor ya no fue Gaudí, sino el arquitecto barcelonés José María Subirachs, fallecido en el año 2014. La cripta fue realizada por el murciano Francisco de Paula, el primer arquitecto de la Sagrada Familia, aunque renunció a seguir el trabajo al año de haberlo iniciado, asignándosele a continuación al joven Gaudí, un arquitecto de Reus que había colaborado con Francisco de Paula.

GaudiJorge_03

Recuerdo los tiempos cuando la entrada al Parque Güell era gratuita, pero en la actualidad la parte más céntrica es de pago. No obstante se puede visitar el resto, que es de libre acceso, y hacerse una idea de la grandeza del proyecto como urbanización con casas para gente pudiente de la burguesía catalana, una especie de ciudad-jardín donde se pudieran construir mansiones palaciegas. Todo el parque se halla sobre el Monte Carmelo y está embellecido por una exuberante naturaleza. Eusebio Güell, un mecenas millonario, encomendó a Gaudí crear el parque, el cual quedaría inconcluso, al igual que la Sagrada Familia. La única crítica al mecenazgo del señor Güell es que su fortuna provenía de su padre, el empresario Joan Güell, que la amasó gracias, en parte, a sus actividades negreras, dedicándose al transporte y tráfico de esclavos a Cuba, al igual que haría un tatarabuelo del que fuera presidente de la Generalidad catalana hasta el año 2016, el señor Artur Mas. Es por ello que con frecuencia se ve la estatua dedicada a Joan Güell, ubicada en el cruce entre la Gran Vía barcelonesa y la Rambla de Cataluña, con manchas de sangre roja, para recordar a la ciudadanía esa actividad infame que le hizo inmensamente rico. Las bellísimas Casa Batlló y Casa Milá, en el Paseo de Gracia, sólo las he visitado en su interior una vez en mi vida debido al astronómico precio del billete. En cuanto a los otros dos sitios: Casa Vicens y Palacio Güell, me he contentado con admirarlos exteriormente.

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres estar al tanto de nuestras actualizaciones? Suscríbete