MunDandy

MunDandy

Favoritos

10 obras neogóticas que conservan la esencia gótica

Neuschwanstein_08

Se denomina neogótico a una tendencia arquitectónica surgida a mediados del siglo XVIII en Inglaterra, que posteriormente se extendió por toda Europa e incluso llegó a otros continentes, especialmente el americano. Sus raíces se encuentran tanto en la reafirmación de las ideas anglicanas debido al ascenso del credo evangélico como al movimiento conocido como medievalismo, que propugnaba el retorno a preceptos del medievo en diferentes áreas artísticas. Concepto fuertemente ligado al romanticismo y el nacionalismo, el neogótico suponía una forma de rebelión contra el racionalismo neoclásico imperante en la época.

Puesto que el neogótico intentaba reproducir la arquitectura gótica con mayor o menor fortuna, sufrió un fuerte rechazo, que en ocasiones se ha mantenido hasta la actualidad, por parte de numerosos críticos contemporáneos. Sus detractores lo llegaron a calificar de pseudogótico y algunos de sus creadores sufrieron considerables muestras de escarnio por parte de los defensores de las formas clásicas. Sin embargo, ya bien entrado el siglo XIX, el estilo fue depurándose y extraordinarias creaciones comenzaron a surgir, muchas de ellas diseñadas con un acusado sentido de la innovación respecto a los motivos góticos que les habían servido como punto de partida.

Debo admitir mis reticencias iniciales sobre un estilo arquitectónico del que desconocía casi todo. Sin embargo, cuando profundicé en sus principios y, especialmente, cuando algunas de sus creaciones me parecieron auténticamente góticas pude darme cuenta de mi error. En un nuevo reto con el gran viajero Jordi Martínez Baylach, aquí tenéis diez obras neogóticas que, en mi opinión, no desmerecen a sus predecesoras.

Neuschwanstein_15

Castillo de Neuschwanstein (Baviera, Alemania): Imaginativa construcción de la segunda mitad del siglo XIX, Neuschwanstein puede traducirse libremente como nuevo cisne de piedra. Y no es necesaria demasiada imaginación para vislumbrar un alado ánsar en su estilizada silueta. Prodigio de la arquitectura romántica, parece una traslación de los motivos góticos a los nuevos tiempos y su diseño ha servido como inspiración incluso a emblemáticos dibujos animados.

Chhatrapati_Shivaji
Crédito: Anoop Ravi

Estación Chhatrapati Shivaji (Bombay, India): La anteriormente denominada Estación Victoria es una majestuosa construcción que actúa como nodo principal de los ferrocarriles indios. Su edificación se remonta a finales del siglo XIX y muestra una fachada de acusada simetría, compuesta por tres cuerpos. En el central se eleva una cúpula rematada por una estatua que representa al Progreso.

Niza_01

Basílica de Notre-Dame (Niza, Francia): Cuando descubrí esta iglesia, durante uno de mis viajes a la Costa Azul, tuve el convencimiento de estar contemplando una auténtica obra gótica. Me equivoqué. La basílica de Notre-Dame fue construida en la década de los sesenta del siglo XIX y, al parecer, su autor se inspiró en la catedral de Angers. Sin embargo, su fachada recuerda a una obra mucho más conocida, su homónima parisina. A pesar de no ser la catedral, es el templo más grande de Niza, con dos imponentes torres que alcanzan sesenta y cinco metros de altura.

Hanoi_56

Catedral de San José (Hanoi, Vietnam): Si la edificación anterior me sorprendió cuando la vi por primera vez, la catedral de San José me dejó impresionado. No podía dejar de preguntarme cómo era posible que una obra gótica de este calibre se hubiera construido en pleno Sudeste Asiático. La respuesta estaba en su origen neogótico, pues fue erigida a finales del siglo XIX, cuando los franceses dominaban Indochina. Las similitudes con Notre-Dame de París son incluso más evidentes en este caso.

Cardiff_04

Castillo de Cardiff (Cardiff, Reino Unido): Junto a Augustus Pugin, William Burges fue uno de los más destacados arquitectos neogóticos. A pesar de vivir poco más de medio siglo, dejó numerosas obras de mucho interés. Una de las más características fue el castillo de Cardiff, en cuyo interior construyó una grandiosa mansión en estilo victoriano que se adapta a la perfección al resto de edificaciones del recinto. Destaca una impresionante torre del reloj de casi cincuenta metros de altura, que incluye un mosaico del mapamundi en una de sus habitaciones.

Munich_07

Ayuntamiento Nuevo (Múnich, Alemania): Admito que en el caso del Ayuntamiento Nuevo de Múnich ya iba avisado. Sabía perfectamente que esta magnífica edificación no existía con anterioridad a la década de los sesenta del siglo XIX. Que su extraordinaria fachada de un centenar de metros de longitud no se había diseñado en época medieval. Que su torre, que se eleva hasta los ochenta y cinco metros de altura, no tenía nada de gótica. Sin embargo, después de admirar con tranquilidad el conjunto, aún me quedan dudas al respecto.

Barcelona_101

Fachada principal de la catedral de Barcelona (Barcelona, España): Contrariamente a las edificaciones anteriores, la barcelonesa catedral de la Santa Cruz y Santa Eulalia sí es un templo gótico. ¿Y entonces, qué hace aquí? Os preguntaréis. Pues porque su fachada principal, perfectamente integrada en el resto del santuario, le fue añadida a finales del siglo XIX, lo que la convierte en neogótica a todos los efectos. Su diseño, obra de Josep Oriol Mestres, es extraordinario y, al parecer, se inspiró en un proyecto de comienzos del siglo XV.

Iasi_02

Palacio de la Cultura (Iaşi, Rumanía): Localizado en la capital de la Moldavia rumana, el Palacio de la Cultura de Iaşi es una edificación imponente como pocas. Fue construido a comienzos del siglo XX en estilo neogótico extravagante y contiene unas trescientas salas distribuidas en una superficie de treinta y cinco mil metros cuadrados. Destaca su extraordinaria torre del reloj, que incluye un carillón con ocho campanas.

Parlamento_de_Budapest
Crédito: schaerfsystem

Parlamento (Budapest, Hungría): Aunque, para imponente, el famoso Parlamento de Budapest. Actualmente el edificio más grande de Hungría, acoge la Asamblea Nacional húngara y representa una de las imágenes más icónicas de su capital. Los trabajos se realizaron a caballo entre los siglos XIX y XX y su autor, el arquitecto local Imre Steindl, no pudo verlos completados al quedarse ciego antes de su finalización. Como en otras grandes edificaciones neogóticas, su fachada es simétrica y se distribuye a ambos lados de una cúpula central.

Paris_24

Gárgolas de Notre-Dame (París, Francia): ¿Cómo? ¿Qué las gárgolas de Notre-Dame no fueron realizadas en época medieval por artistas góticos? Pues no. Tanto gárgolas como quimeras, que no son lo mismo aunque muchos las confunden, de la famosa catedral parisina fueron obra del discutido arquitecto Viollet-le-Duc durante una restauración llevada a cabo a mediados del siglo XIX. Son, por consiguiente, puramente neogóticas, pero ¿alguien duda de que conservan toda la esencia del arte gótico que las inspiró? No es mi caso, desde luego.

Podéis ver las diez obras neogóticas elegidas por Jordi aquí.

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres estar al tanto de nuestras actualizaciones? Suscríbete