MunDandy

MunDandy

Francia

París (por Jorge Sánchez)

ParisJorge_01

Cuando llegué a París hice como todos (o casi todos) los turistas que visitan esa fascinante ciudad por primera vez: correr a visitar la Torre Eiffel y hacer cola para comprar el billete y subirme en el ascensor a su segundo piso. Sólo en días sucesivos visitaría otros sitios icónicos de París, más históricos y culturales, a orillas del río Sena, como son la Catedral de Notre-Dame y el Museo del Louvre, uno de los tres más importantes del mundo, junto al Hermitage de San Petersburgo y el Prado de Madrid. Pero la mejor manera de apreciar y saborear el río Sena es apuntándote a una excursión en un bateau-mouche, cosa que yo hice dos veces, una de día y otra de noche, y pude así, de paso, admirar todas sus atracciones turísticas a orillas del río, y también a sus gentes.

ParisJorge_02

Los puentes sobre el Sena también merecen atención. El de Alejandro III, dedicado al emperador de Rusia, está adornado con bellas farolas y esculturas; el de la Concordia se construyó utilizando las piedras de la Bastilla durante la Revolución Francesa. Pero sobre todo me gustó el puente Nuevo, que a pesar de su nombre es el más antiguo. Otro de los atractivos de ese río son los conocidos como bouquinistes, o vendedores de libros de ocasión, y también de pinturas, que se instalan a las orillas del Sena.

ParisJorge_03

No hay capital de un país europeo que esté tan íntimamente e históricamente asociada al río que la atraviesa como París con el Sena. Ni siquiera Londres con el Támesis, o Viena con el Danubio, o Lisboa con el Tajo, o Madrid con el Manzanares… En otros continentes sí que las hay, pero sólo El Cairo con el Nilo, en África, es comparable en trascendencia, lo mismo que Bagdad con el Tigris en Asia.

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres estar al tanto de nuestras actualizaciones? Suscríbete