MunDandy

MunDandy

Favoritos

10 sitios arqueológicos ibéricos de reconocido mérito

LosMillares_08

La Península Ibérica ha servido como sustrato para el desarrollo de numerosas civilizaciones desde antiguo. Existen evidencias de asentamientos humanos en ella al menos desde el Paleolítico, centrados especialmente alrededor del excepcional yacimiento de Atapuerca, que concentra restos humanos datados en al menos ochocientos mil años atrás. Con el paso del tiempo, las evidencias de presencia humana se fueron haciendo más habituales y los restos procedentes de los periodos Neolítico y Calcolítico son numerosos. Ya en la Edad del Hierro se abrieron paso celtas, íberos y tartesios, que, dispersos por todo el territorio peninsular, debieron mantener una suerte de equilibrio inestable hasta la llegada de pueblos invasores como los cartagineses y los romanos.

Pueblo de origen fenicio, los cartagineses llegaron a la Península Ibérica a comienzos del siglo VI a.C. y se mantuvieron en ella casi cuatrocientos años. Navegantes por excelencia, se establecieron fundamentalmente en zonas costeras mediterráneas, aunque hicieron incursiones hacia el interior, llegando hasta las actuales tierras portuguesas. Su predominio acabó al perder la segunda guerra púnica ante los romanos a finales del siglo III a.C. Fueron reemplazados por éstos, que dispusieron del control peninsular hasta mediados del siglo V, cuando fueron sustituidos por los visigodos. Menos de trescientos años más tarde llegaron los árabes, que demostraron su poderío con mayor o menor intensidad durante los siguientes ochocientos años.

¿Y a qué viene esta reseña histórica de la Península Ibérica?, os preguntaréis. Pues, como podéis imaginar, se debe a un nuevo reto que vamos a sostener con el gran viajero Jordi Martínez Baylach. Hablaremos en él de las trazas dejadas por todas estas civilizaciones en tierras ibéricas, sin olvidar tampoco las existentes en islas cercanas. Aquí os dejamos, en orden cronológico, una decena de sitios arqueológicos ibéricos que nos han sorprendido para bien. Obviamos los que dieron lugar a ciudades importantes, concentrándonos en aquellos que aún mantienen un halo de misterio sobre su origen y sus circunstancias.

NossaSenhoradeGuadalupe_11

Crómlech de Almendres (Alentejo): Originalmente establecido a finales del sexto milenio antes de nuestra era, el crómlech de Almendres no fue descubierto hasta mediados de los años sesenta del siglo pasado. Está compuesto por aproximadamente un centenar de menhires, que forman tres círculos concéntricos y una elipse doble. Se cree que aquéllos fueron formados a comienzos del Neolítico y ésta aproximadamente un millar de años más tarde. Su finalidad es desconocida.

Antequera_32

Dólmenes de Antequera (Andalucía): Más de dos mil años después, ya en el Neolítico final, fueron construidos los dólmenes de Menga y Viera. Las colosales dimensiones del primero de ellos, el hecho de no haberse encontrado restos humanos en su interior y su característica orientación hacia la Peña de los Enamorados despiertan la duda de si en realidad es un dolmen o un templo. El cercano Tholos de El Romeral muestra un diseño más avanzado y fue edificado ya en la Edad del Cobre, aproximadamente un millar de años más tarde.

LosMillares_03

Los Millares (Andalucía): También en el Calcolítico, más o menos tres mil años antes de nuestra era, se fundó el poblado de Los Millares en el actual municipio almeriense de Santa Fe de Mondújar. Debió ser un asentamiento importante, puesto que se hallaba protegido por cuatro tramos de muralla, y su población superaría holgadamente el millar de habitantes. En el exterior del recinto amurallado se halla una necrópolis con unas ochenta tumbas colectivas de tipo tholos.

Menorca_11

Torretrencada (Islas Baleares): La denominada cultura talayótica surgió en las islas de Mallorca y Menorca a finales de la Edad del Bronce y se desarrolló plenamente durante la Edad del Hierro, aproximadamente un milenio antes de nuestra era. Su legado comprende numerosos asentamientos, que tan solo en la isla menorquina superan los mil quinientos. Uno de los más importantes es Torretrencada, que muestra al visitante una espectacular taula de más de dos metros de altura.

Segobriga_10

Segóbriga (Castilla-La Mancha): Una de las numerosas tribus que se distribuían el espacio peninsular aproximadamente en el siglo V a.C. eran los olcades, situados en la zona donde actualmente se encuentra la provincia de Cuenca. Fueron ellos quienes fundaron la población de Segóbriga, más adelante asimilada por los romanos. Bajo el dominio de éstos se expandió considerablemente, llegando a adquirir el rango de municipium.

Santiponce_03

Itálica (Andalucía): Posiblemente Itálica fuera creada como un asentamiento turdetano en el siglo IV a.C. o incluso anteriormente, puesto que en el yacimiento se han encontrado restos que se remontan al Calcolítico. Sin embargo, suele considerarse que su fundación correspondió a los romanos a finales del siglo III a.C. De la pujanza que alcanzó da idea que tres emperadores, Trajano, Adriano y Teodosio, nacieron en ella, hecho inusual tan solo al alcance de la propia Roma.

Conimbriga_21

Conimbriga (Región Centro): Fundada por los romanos a partir del año 139 a.C. sobre lo que fue un asentamiento túrdulo, los restos de Conimbriga se encuentran en la Región Centro de Portugal. Alcanzó su esplendor en tiempos de Augusto, cuando se ampliaron considerablemente las termas y el foro, y posteriormente sufrió duros ataques bárbaros. Tras ser conquistada por los suevos a mediados del siglo V fue abandonada poco después.

Clunia_09

Clunia Sulpicia (Castilla y León): Ubicada sobre un cerro cercano a un asentamiento arévaco, el origen de Clunia es romano. Fue fundada por éstos en el siglo I a.C. y poco después destruida por las huestes de Pompeyo en su intento de acabar con la vida del rebelde Quinto Sertorio. Refundada en época de Tiberio, adquirió el epíteto de Sulpicia en honor a Servio Sulpicio Galba, quien se autoproclamó emperador en la colonia. Por consiguiente, Clunia fue la capital del Imperio Romano durante los meses que Galba se mantuvo en ella.

Caparra_05

Cáparra (Extremadura): Atravesada de sur a norte por la Vía de la Plata, Cáparra fue fundada en la primera mitad del siglo I. Como era habitual, es posible que lo fuera sobre un asentamiento anterior, de origen vetón en este caso. Destaca en ella el denominado tetrapylum, arco cuadrifronte bajo el cual discurría la mencionada calzada. Nunca fue una de las ciudades romanas más relevantes de la Península Ibérica, pero jugó un importante papel como cruce de caminos.

Medina_Azahara
Crédito: Piet Theisohn

Medina Azahara (Andalucía): Al contrario de lo que suele pensarse, la fundación de Medina Azahara no tuvo nada que ver con la existencia de una esposa o concubina de Abderramán III llamada Zahra. Más bien, el califa la concibió como una manera de demostrar su poderío. Las obras se iniciaron en la primera mitad del siglo X y el resultado fue una ciudad fastuosa, símbolo del esplendor de la corte de al-Andalus en aquella época. Lamentablemente su duración fue efímera, pues apenas seis décadas más tarde la guerra civil que acabó con el Califato de Córdoba llevó a la destrucción de la que entonces era considerada ciudad más bella de Occidente.

Podéis ver los diez sitios arqueológicos elegidos por Jordi aquí.

4 COMENTARIOS

  1. Grandiosa colección, Florencio.

    Itálica es un lugar espectacular que he visitado al menos en diez ocasiones (es lo que tiene haber vivido allí cerca gran parte de mi vida jajaja). Me gustaría añadir que la visita a Itálica hay que complementarla con la del Museo Arqueológico de Sevilla, en donde se conservan esculturas y mosaicos de gran valor originarios de allí. La estatua del emperador Trajano con la cara partida siempre me causó una curiosa fascinación de pequeño…

    También recomiendo evitar visitar Itálica entre junio y septiembre, que las insolaciones por esa época no son infrecuentes. 😀

    • En Itálica he estado dos veces. La primera de niño con el colegio, en lo que debió ser uno de mis primeros viajes. Y la segunda hace un par de años o tres. Me parece un yacimiento arqueológico excepcional, muy poco valorado. Esperemos que su inclusión en la Lista indicativa impulse su declaración como Patrimonio Mundial, que realmente la merece.

      Sin embargo, no recuerdo haber visitado el Museo Arqueológico de Sevilla las numerosas veces que he estado en la ciudad. Tendré en cuenta la sugerencia para la próxima vez que vaya.

      Muchas gracias por tus palabras y un abrazo.

    • Ninguno de los dos. A Cancho Roano le tengo muchas ganas, pero aún no he podido visitar Zalamea de la Serena, donde también existe un interesante monumento sepulcral romano, por cierto. Y de Calatrava la Vieja pasamos cerca una vez, pero no pudimos parar a verla por falta de tiempo. Otra vez será.

      Conimbriga te gustaría, es una antigua ciudad romana en bastante buen estado de conservación y con excelentes mosaicos. Está cerca de Coimbra, además, que es una población muy atractiva.

      Muchas gracias por tu comentario y un abrazo.

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres estar al tanto de nuestras actualizaciones? Suscríbete