MunDandy

MunDandy

Jorge Sánchez

Litoral de Dorset y del este de Devon (por Jorge Sánchez)

LundyJorge_01

He atravesado el litoral de Dorset y de Devon varias veces durante mis viajes por Inglaterra, tanto en autobuses como en trenes, deteniéndome en varias de sus ciudades, a veces hasta pasando una noche en alguna de ellas. Sin embargo, no siendo un geólogo, reconozco que nunca presté importancia a las formaciones rocosas del Período Mesozoico de hace 185 millones de años, ni a las características geomorfológicas o los sitios fosilíferos de la región que destaca UNESCO sobre este patrimonio mundial. En cambio, siendo una persona muy simple y mundana, sí que aprecié los acantilados, las playas y curiosidades paisajísticas. E incluso, en uno de mis últimos viajes por esas costas, invertí dos días en visitar una isla rara a pocos kilómetros de la costa de Devon, en el estrecho de Bristol: Lundy (que en lenguas escandinavas significa Isla de los Frailecillos). Lundy tiene un estatus cercano a la soberanía, por lo que emite sus sellos y acuña sus monedas.

Para alcanzar esta isla tan insólita llegué primero en tren a Bideford, donde pernocté en un albergue que me cobró 12 libras esterlinas, y por la mañana embarqué en un ferry que dos horas más tarde me depositó en la isla. Allí permanecí unas cinco horas recorriéndola, pues no es muy grande; mide unos 5 kilómetros de largo por 1 de ancho. Entré en la taberna (llamada Marisco), el único restaurante donde pedí un plato de fish and chips, admiré el exterior del castillo, me compré un cirio en la iglesia, y hasta dormí la siesta durante media hora en lo alto de su faro. En la isla apenas vive una veintena de personas, y todas ellas ofrecen alojamiento a los pocos visitantes osados que viajan a ella. Tienen un supermercado donde venden suvenires como estatuas de frailecillos, postales, y demás baratijas.

Yo no me quedé la noche, sino que ya oscureciendo embarqué en el ferry, esta vez al puerto de Ilfracombe. Por el camino de nuevo observé los acantilados que menciona UNESCO.

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres estar al tanto de nuestras actualizaciones? Suscríbete