MunDandy

MunDandy

Extremadura

Oro pardo

SierradelLugar_14

Frecuente e injustamente denostado, el alcornoque es un árbol presente en diversos estados del oeste mediterráneo, especialmente España y Portugal, pudiéndose encontrar también en Italia, Francia, Marruecos, Argelia y Túnez. Comparte el género Quercus con el roble y la encina, correspondiéndole a él la especie Quercus suber. Su existencia se prolonga de unos ciento cincuenta a unos doscientos cincuenta años y resulta un componente fundamental en el denominado bosque mediterráneo, del que suele formar parte junto a su pariente la encina. A diferencia de ésta, soporta mal el frío y necesita un clima más húmedo para su desarrollo, por lo que está mucho menos extendido a causa de su mayor fragilidad.

SierradelLugar_13

Probablemente el alcornoque sería una especie extinta hace décadas si no fuera por un tesoro que guarda en su corteza. De aspecto rugoso y un grosor que puede llegar a ser considerable, ésta va creciendo con el paso del tiempo, dotando al árbol de una protección adicional contra los frecuentes incendios que suelen ocurrir en su entorno en época veraniega. Al producto resultante de su extracción se le denomina corcho y sus usos una vez tratado son múltiples. El más conocido es la fabricación de tapones destinados a sellar recipientes de vidrio que contienen aceite, vino y otras bebidas espirituosas. Pero también puede utilizarse para la producción de planchas insonorizadoras, productos de decoración, accesorios textiles o incluso como cierre para los instrumentos musicales de viento.

SierradelLugar_15

El hábitat fundamental del alcornoque es la dehesa, donde comparte lugar con su familiar la encina. Vecinos bien avenidos, ambos son destinados a diferentes funciones en ese espacio. Mientras que de las encinas se aprovechan las bellotas para alimentar al ganado, los alcornoques se dedican a la producción de corcho. La dehesa es el resultado de la actividad humana sobre el bosque mediterráneo que antaño cubría el suroeste de la Península Ibérica. La superficie dedicada a este tipo de explotación totalmente respetuosa con el medio ambiente se calcula en unos cuarenta mil kilómetros cuadrados, dando lugar a un paisaje característico especialmente en Extremadura y la región portuguesa del Alentejo.

SierradelLugar_20

La extracción del corcho se realiza aproximadamente cada nueve años y de forma completamente artesanal. Un alcornoque ya tiene alrededor de medio siglo de edad la primera vez que es sometido a este procedimiento y la corteza extraída entonces es denominada bornizo. En el oeste de Extremadura el proceso es conocido como saca del corcho y lo llevan a cabo de manera tradicional auténticos especialistas, cuyos conocimientos se han transmitido de padres a hijos durante generaciones enteras. La máxima principal es evitar cualquier tipo de daño al árbol, que es tratado con la mayor delicadeza posible por sus sabias manos. El resultado es un alcornoque desprovisto de la corteza de su tronco, ofreciendo un característico aspecto desnudo.

SierradelLugar_12

Una vez extraído, el corcho se va apilando en un lugar de la dehesa destinado a ello. Desde allí, las planchas son transportadas en camiones hasta una fábrica para su procesado. En ella, los trabajadores forman otra pila donde el corcho se seca durante unos meses. Más adelante, las planchas son hervidas con el fin de que queden planas y aumente su grosor. Una vez que se logran la forma y el tamaño deseados las planchas se destinan a su funcionalidad definitiva. En el caso de ser usadas para la producción de tapones, se cortan de manera mecánica dándoles la característica forma cilíndrica de éstos. Después se envían a las bodegas, donde resultan vitales en el proceso de embotellado de bebidas espirituosas como el vino. Cuando me dispongo a abrir una botella sellada con un corcho adecuado, sé que la calidad del néctar está asegurada y no puedo más que agradecérselo al alcornoque que donó su corteza para hacerlo posible.

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres estar al tanto de nuestras actualizaciones? Suscríbete
Loading